Maneras de ser

908369_24911333

Hay gente para todo, cada día que pasa lo compruebo. Hay gente que no soporta el frío y que vive entre la estufa, el aire acondicionado calentito, los guantes, la bufanda, el gorrito y su adorado acolchado de plumas. Otras personas no soportan el calor y son las que en verano andan con el control del aire como si se tratara del celular y las que enchufan en la compu su –divino- mini ventilador con USB.

Sigue leyendo

Tiempo de mate

IMG_5684

Estaba hablando con un amigo y empezamos a reflexionar acerca del cambio climático. Nos dimos cuenta de que estamos en otoño y hay días en los que parece primavera, el cielo está celeste, hay sol, corre un poco de viento, a veces ni eso, y los días se prestan para tomar mate al aire libre. Después están esos días en los que hay noventa por ciento de humedad pero hace mucho calor. Y aquellos otros en los que llueve torrencialmente y hace mucho frío.

Sigue leyendo

Mate forever

Mate3-1024x576

Si bien la yerba que yo tomo es única porque para mí tiene un sabor más que especial, tomar mate tiene sabor a muchas cosas. Tiene sabor a fin de semana, a día de sol, a tarde de lluvia con algo rico para comer, a vacaciones largas y también a las cortas, a un día de trabajo ajetreado y a un día de trabajo más descontracturado y charlado con los compañeros de la oficina.

Sigue leyendo

Una sola ronda

83633_subitem_full

En casa somos tres, porque vivo con dos amigos que también vinieron a estudiar a Montevideo. Primero me vine yo y al año siguiente se animaron ellos. El primer año viví en una pensión porque estaba solo y prefería estar acompañado. Pero al venir ellos, ya nos buscamos un apartamento que nos quedara cómodo para ir a nuestras respectivas facultades.

Sigue leyendo

Sábado

mate2

¡Qué lindos son los sábados! Pero este tocó estudiar. Yo estudio economía y el lunes tengo un parcial re importante de una materia muy complicada, para el que venimos estudiando con un grupo de amigos hace semanas. Al principio nadie entendía nada pero ahora ya le estamos agarrando la mano a los ejercicios.

Pero de nuevo, qué lindos son los sábados, incluso si tenés que estudiar como yo. El sábado es ese día de la semana que tiene otro ritmo diferente. No tiene la locura que tienen los días de lunes a viernes y tampoco el exceso de pasividad que tiene el domingo. Sin duda es mi día preferido de la semana.

Generalmente me levanto, no muy temprano, me apronto el mate y me quedo leyendo algo, un libro, el diario, depende el día. Y después voy a casa de mis padres, almuerzo con ellos y me quedo ahí o me junto con mis amigos. Fútbol y mate, eso no falta nunca.

Y los sábados como hoy, en los que tengo que juntarme a estudiar, tampoco faltan los mates y aunque no lo crean el fútbol tampoco, porque siempre en alguna pausa terminamos discutiendo por cuestiones del fútbol hasta que nos damos cuenta de que tenemos parcial el lunes y le estamos agarrando la mano pero seguimos en el horno.

Y, bueno, ahora sí, con mi mate pronto empieza la jornada de estudio. Hagan lo que hagan, disfruten del mejor día de la semana. ¡Buen sábado para todos!

De hacer lo que nos gusta y otras yerbas

 

 

mate

¡Qué genial que es hacer solamente las cosas que me gustan! No solamente para vivir la vida más contento y sentirme bien conmigo mismo sino también porque de esa forma es mucho más fácil continuar con cualquier actividad que decida empezar. Por ejemplo, no me decidía si practicar taekuondo o fútbol, y como ambas cosas me fascinan, hago las dos. Si falto a algún entrenamiento, casi el único motivo es porque estoy enfermo. He ido hasta con algo de fiebre con tal de no perderme el entrenamiento.

A esta forma de vivir el día a día solo le encuentro beneficios, ya que gracias a disfrutar de cada actividad, estoy y me veo bien físicamente, lo cual me lleva a alimentarme sanamente, mantenerme en forma y todo esto junto lo que me da es buena salud. El chequeo médico de cada año me confirma que por este camino voy re bien.

Y no solamente yo. Resulta que este modo de vida es contagioso, porque un montón de amigos siguieron mi ejemplo y se pusieron a hacer deporte, a alimentarse mejor y a ir más regularmente a su médico para controlarse.

Otra de las cosas que disfruto pila es estar al aire libre, aunque sea invierno, y cuando pienso a dónde ir lo primero que se me viene a la mente es la rambla o un gran espacio verde, como un parque que tengo cerca de casa. Y en ese momento se me plantea el siguiente dilema: ¿voy a tomar mate o a correr? Es difícil elegir entre dos pasiones. Como me pasó con el taekuondo y el fútbol: hago las dos. El secreto está en ordenarse y encontrar el momento indicado para hacer cada cosa. Si se pudiera correr y tomar mate al mismo tiempo, ¡lo haría!

Además de encontrar el momento, es bueno encontrar también personas afines para compartirlos, porque se disfruta mucho más. No hay como entrenar en grupo y matear en ronda, con mi yerba, obvio.

De mates y hockey

h1

Estudio arquitectura y con un grupo de chicas de mi clase decidimos unirnos al equipo de hockey de la facultad. Estamos en primero, por lo tanto, esta es nuestra primera experiencia en hockey universitario y hasta el momento ha sido increíble.

Fuimos al primer entrenamiento y estábamos todas re tímidas, nos daba pila de vergüenza porque la mayoría eran más grandes y ya se conocían entre ellas. Pero con el pasar del tiempo agarramos confianza y ahora los entrenamientos están demás a pesar de que son intensos y terminamos todas muertas.

Terminamos muertas pero de verdad, al punto de que los días que entrenamos llego a casa, me baño, como algo y me acuesto a dormir porque no me da el cuerpo para hacer más nada. Pero es esa sensación de cansancio bueno, del productivo. Además esto del hockey tiene sus ventajas porque al equipo estar integrado por chicas más grandes conseguimos todos los resúmenes de materias que ellas ya cursaron y nosotras estamos cursando ahora. También conocemos a los profesores por lo que nos cuentan y ya sabemos quiénes son buena onda y quiénes son re mala onda, o, a qué materias podemos llevarlas más light y a cuáles hay que meterles estudio del fuerte.

El hockey no solo trajo gente nueva a mi vida, también trajo costumbres nuevas y entre ellas una muy especial, el mate. Antes de entrar al equipo solo tomaba mate muy de vez en cuando en casa con papá pero no era algo que me encantara. Ahora tomo mate todos los días y los que más disfruto son los mates después del entrenamiento.

¿Cómo pasé de casi no tomar mate a tomar mate todos los días? Bueno, fue así, un día después del entrenamiento una de las chicas empezó a tomar mate y nos convidó a todas, yo le dije que mucho no me gustaba tomar mate y que siempre lo encontraba muy amargo, entonces me dijo que ella le pasaba lo mismo hasta que probó esta yerba nueva. Entonces la probé y me encantó, Espléndida es su nombre y no en vano se llama así.

Hablemos de tradición

mate-yerba-getty_CLAIMA20150320_7107_27

Si hay una semana tradicional esa es la Semana de Turismo, también llamada Semana Santa o Semana Criolla. Muchos dicen que el año empieza realmente después de esta semana y es por esto que la mayoría de los uruguayos nos tomamos estos días para descansar, disfrutar de los amigos, la familia y de realizar aquellas actividades típicas que ofrece la semana de turismo.

Si hablamos de tradición uruguaya seguro todos pensamos en el mate, el asado, las tortas fritas cuando llueve, el fútbol y el campo, entre otras cosas. Y esta semana tiene todo eso. Por eso mis amigos y yo tenemos la tradición de acampar en semana de turismo todos los años desde que tenemos 15 años. Hoy ya tenemos 25, el auto cargado, las carpas, la pelota, las cañas de pescar y ese que no falta nunca, el mate.

Y lo lindo de todo esto es que es algo de todos, no importa el lugar que visitemos o en dónde acampemos, siempre nos encontramos con gente, que, al igual que mis amigos y yo, disfruta de esta semana siguiendo la tradición.

Nos gustan las tradiciones, es algo nuestro, nos da sentido de pertenencia, de identidad, somos uruguayos y nuestro ritmo está marcado por la tradición.

Bueno, ahora sí, ¡nos vamos!

¡Buena semana de turismo para todos!