Tiempo de mate

IMG_5684

Estaba hablando con un amigo y empezamos a reflexionar acerca del cambio climático. Nos dimos cuenta de que estamos en otoño y hay días en los que parece primavera, el cielo está celeste, hay sol, corre un poco de viento, a veces ni eso, y los días se prestan para tomar mate al aire libre. Después están esos días en los que hay noventa por ciento de humedad pero hace mucho calor. Y aquellos otros en los que llueve torrencialmente y hace mucho frío.

Es como si el tiempo estuviera emocionalmente inestable. Un día hace frío, otro hace calor, y así estamos sin saber cómo salir a la calle. Pero hablando con este amigo llegamos a la conclusión de que hay algo que nunca cambia pese al estado del tiempo. Puede haber un sol que raja la tierra o llover a cántaros, pero el mate siempre está ahí, acompañándonos.

Y eso es lo lindo del mate, su versatilidad. Hay días que se convierte en un mate de lluvia, un mate tradicional, de esos que se toman mientras comemos tortas fritas y charlamos de la vida con la familia o con amigos. Y hay otros en los que se transforma en un mate de sol, extra suave, de esos que se disfrutan con amigos al aire libre, de los que se toman en la rambla o en el parque mientras nos olvidamos del reloj.

Así que hoy, con este tiempo inestable me voy a tomar unos mates con mis amigos y a disfrutar del fin de semana.

Dejá un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s