Una sola ronda

83633_subitem_full

En casa somos tres, porque vivo con dos amigos que también vinieron a estudiar a Montevideo. Primero me vine yo y al año siguiente se animaron ellos. El primer año viví en una pensión porque estaba solo y prefería estar acompañado. Pero al venir ellos, ya nos buscamos un apartamento que nos quedara cómodo para ir a nuestras respectivas facultades.


Cada uno estudia una cosa diferente, entonces en casa siempre hay mucha gente, ya que todo el tiempo se arman grupos de estudio. Nos organizamos de manera que todos tengamos nuestro espacio y nuestros momentos de tranquilidad y dependiendo del apuro que haya por ponerse a tiro con los exámenes.

Cuando es época de estudiar fuerte, se junta tanta gente que nuestra casa parece una clase de la facultad. Entre cuadernos, libros, fotocopias, termos, mates, paquetes de yerba y bizcochos, ahí estamos nosotros, estudiando. Unos en torno a la mesita ratona, en los sillones del living, otros en la mesa redonda de comer y otros en uno de los dormitorios. Cuando el tiempo está lindo, sorteamos quiénes van a la terracita, que es divina porque da el sol toda la tarde y es ideal para estudiar mateando y con lentes de sol.

La cocina es el punto de encuentro y de un merecido recreo mientras se calienta el agua para el siguiente termo. De esta especie de convivencia van surgiendo amigos nuevos y nos vamos moviendo por las distintas rondas de mate, aunque no formemos parte del mismo grupo. Los mates no son de nadie y son de todos. Siempre vale agarrar un mate que ande suelto y armarlo con cualquiera de las yerbas que anden en la vuelta. Por suerte, muchos traen paquetitos de yerba Sara de la facultad, que los sacan de los dispensadores. De todas maneras, nosotros siempre tenemos nuestros paquetes, infaltables en las encomiendas que nos mandan nuestras familias junto a delicias caseras, preparadas y envueltas con notoria dedicación y amor.

Mucho estudio, muchos apuntes, mucha gente, muchos termos, muchos amigos. Y todo eso, reunido en torno a una única ronda: la de yerba Sara.

Dejá un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s